¿Qué tipo de aceite me conviene?

El aceite es un derivado del petróleo y sirve para mantener lubricado el motor y sus partes hidráulicas, impidiendo que los componentes metálicos se atasquen y que se desmiembren por la fricción entre ellos.

La mayoría de los aceites contienen aditivos que rebajan la formación de espuma, neutralizan los ácidos, reducen la corrosión y dispersan el hollín y los alquitranes; estos contaminantes se evaporan cuando el motor sube de temperatura y salen expulsados por el sistema de ventilación positiva.

El resto de los contaminantes se quedan suspendidos en el aceite y, aunque no bloquean los conductos del fluido, es recomendable cambiar el aceite y el filtro con la periodicidad que indica el manual del conductor de tu auto que generalmente se realiza entre cada 3 mil y 5 mil kilómetros.

El aceite cumple sus tareas bajo condiciones altísimas de presión y temperatura, por eso debes elegir el lubricante correcto para tu auto.

Esto depende en gran medida del auto que tengas y de la forma en que lo manejas; también influyen un poco las condiciones climáticas, pero lo más importante es considerar qué tan largos son tus recorridos y la velocidad promedio a la que conduces, lo cual determina las variaciones de la temperatura del motor.

Tipos de aceite

¿Qué tipo de aceite me conviene?

Los contenedores de aceite tienen impresos diferentes números que representan su viscosidad, por ejemplo, 0W-20, 5W-30, 10W-40, y 20W-50.

La "W" significa que el aceite tiene la viscosidad requerida a una temperatura de 17.8 grados centígrados o a cero grados Fahrenheit.

El primer número representa la temperatura más baja a la que opera el aceite y el segundo, la más alta.

Los ejemplos anteriores son de aceites multigrado, es decir, aceites cuya viscosidad se mantiene igual sin importar los cambios de temperatura.

También existen aceites de un solo grado que sólo operan bajo condiciones muy específicas y no resisten los cambios bruscos de temperatura en el motor.

Los autos modernos prefieren el aceite multigrado y, aunque tu vehículo no sea tan moderno, existen aceites de este tipo diseñados para coches con alto kilometraje.

Las letras "SAE" que aparecen después de los números significan "Sociedad de Ingenieros Americanos", por sus siglas en inglés, y hace referencia al grupo que avala los estándares de viscosidad del aceite.

A continuación te presentamos las características de las diferentes clases de aceite y, aunque nosotros recomendemos un tipo específico o algún conocido tuyo te haga sugerencias, es mejor que revises el manual del conductor o la etiqueta debajo del cofre que indica el aceite que debe utilizar tu coche.

Lo más recomendable es utilizar aceite sintético multigrado de 10W-40 ya que soporta los cambios de temperatura y su viscosidad se mantiene óptima bajo cualquier condición.

Sintético

  • Mejora el desempeño y potencia del motor.
  • Propicia el ahorro de combustible.
  • Prolonga la vida útil del motor.
  • Garantiza un buen arranque en frío y circulación rápida del fluido a bajas temperaturas.
  • Llega rápidamente a todos los engranes y partes hidráulicas.

Mineral (Natural)

  • Aporta protección básica para una amplia variedad de motores.
  • No contiene aditivos para prolongar la vida del motor y eliminar los contaminantes.
  • Debe cambiarse más seguido que el sintético.