Esta figura de cemento cuenta con 75 agujeros, en cada uno de ellos se han sembrado corales de fuego. Este organismo marino crece rápidamente en colores amarillo, naranja y café y, con el tiempo, creará la ilusión de que este hombre se encuentra en llamas bajo el agua.