Fue el primer balón oficial de material sintético, su impremeabilidad mejoró considerablemente con respecto a su antecesor.