Esta pareja no se puso "la verde", pero sí llevó hasta Sudáfrica sus trajes regionales típicos para dar una "probadita" al mundo de lo que es México.