Photo: Maksim Shmeljov

Photo: Maksim Shmeljov

Además resultan útiles…después de todo sirven para algo más que alimentar a los bebés.Son un órgano sexual secundario, son muy sensuales y proporcionan placer cuando se los acaricia. ¡Y huelga decir que mucha gente los encuentra atractivos! Pechos, senos, tetas… da igual como quieras llamarlos, te presentamos los cinco datos básicos de las mamas.

¿Cuándo salen los pechos?

Los senos empiezan a crecer durante la pubertad. Puede que comiencen a salir a los ocho años, pero no habrá muchos cambios hasta que alcances los 13. Los senos pueden seguir creciendo hasta los 21 años, y pueden continuar cambiando durante el resto de tu vida. Los cuerpos se desarrollan a distintas velocidades, así que no te preocupes si los tuyos crecen más rápido o más despacio que los de las demás.A menudo tienen distinta forma o tamaño, no son los dos iguales. Sobre los 20 años las diferencias tienden a igualarse, pero no es raro tener pechos de distintos tamaños o formas después de esa edad. En cualquier caso, no es algo por lo que debas preocuparte.

¿Qué determina el tamaño?

El tamaño y la forma de tus pechos vienen determinados por tus genes, y hasta cierto punto, los músculos que los rodean influyen en su forma. También notarás que aumentan o disminuyen si ganas o pierdes peso respectivamente.Su tamaño puede depender además del momento del mes en el que estés: cada mes las hormonas preparan los senos para el embarazo. Incrementan un poco su tamaño y se hacen más sensibles. Después de la menstruación vuelven a su tamaño y forma normales. Por último, los pechos pueden verse afectados por anticonceptivos hormonales como la píldora.

¿Importa el tamaño?

Muchas chicas y mujeres se preocupan por el tamaño de sus pechos y piensan que son demasiado grandes o demasiado pequeños. Algunas de ellas tienen que sufrir comentarios al respecto. En lo que respecta a sus funciones sexuales y biológicas, la talla no tiene ninguna importancia. El tamaño o la forma de los senos no tiene nada que ver con su sensibilidad: los senos pequeños son tan sensibles como los grandes. Y es un cliché el que los hombres los prefieran grandes: hay muchos a los que les excita una talla más manejable. Si aún así quieres cambiar el tamaño de tus pechos, ten en cuenta que no hay pruebas de que ningún ejercicio, crema o espray los pueda hacer más grandes. Lo único que puede alterar su tamaño es la cirugía plástica. Puedes aumentar tus senos artificialmente y de la misma manera, si son tan grandes que te resultan incómodos o te producen dolores de espalda, la cirugía reductora puede ser una opción. Pero cualquier cirugía es peligrosa, por no mencionar sus costes, por lo que debes considerar cuidadosamente la decisión de acudir a ella.

Todo sobre los pezones

Al igual que los pechos, los pezones pueden ser muy variados tanto en tamaño como en color. Son la parte más sensible del pecho (ver el dato número 5). Cuando una chica o una mujer se excitan, sus pezones se endurecen y se levantan (pero esto también ocurre cuando tiene frío). Casi siempre crecen un par de pelos alrededor del pezón: te los puedes quitar con unas pinzas. También es normal que el pezón supure. Los senos pueden producir diferentes cantidades de fluido durante la vida de una chica o una mujer. Solo debes preocuparte si su color es rojo, rosa o marrón, si se produce continuamente (a no ser que estés embarazada) o aparece solo en un pecho. En cualquiera de los tres casos, acude a un profesional de la salud para que te aconseje.

Pechos orgásmicos

Los senos son una parte muy sensual del cuerpo y a muchas mujeres les excita que sus parejas los laman, los chupen, los muerdan o los soplen. Ello se debe a que los senos comparten muchas conexiones nerviosas con la vagina y otras partes de los órganos genitales que conducen al área del cerebro responsable del orgasmo. Por ello, el estimular los senos femeninos es muy placentero: puede tener un efecto similar en su organismo al de acariciar la vagina o el clítoris. Y puede ser tan excitante como para llevar a algunas mujeres al orgasmo.

Más información sobre temas de sexualidad y relaciones en Hablemos de Sexo y Amor