¿Pantalla capacitiva o resistiva?

¿Pantalla capacitiva o resistiva?

Los teléfonos con pantalla táctil parecen haber llegado para quedarse. Con el antecedente previo del hit que resultó usar dispositivos de la marca Palm, muchos nos quedamos con la idea de que para emplear cualquier pantalla de tacto hace falta un lápiz óptico o stylus. “¡El iPhone ni siquiera trae palito para usarlo!” alguna vez escuché, y por eso, decidí investigar más al respecto.

Las touchscreen de hoy han sufrido varios cambios debido a la alta demanda de móviles con esta característica. Hasta hace un par de años, la mayoría de ellos en efecto venían con el “palito” para usarlas. Éstas son las llamadas “pantallas resistivas”.

Para funcionar, las resistive touchscreen usan un par de hojas flexibles separadas por una brecha de aire. Cuando se hace contacto en la superficie, las hojas se juntan y se localiza el punto exacto de presión. Lo malo es que no hay la posibilidad de un manejo fluido del display.

Creo que al llegar el iPod touch y el iPhone sucedió el cambio más evidente. Estos dispositivos no sólo prescinden del stylus, sino que además maravillaron a muchos con la tecnología táctil de varios puntos (o multi touch). Las aplicaciones eran una maravilla, y la interfaz respondía excelente.

Esta fue una de las ventajas principales y parte del gran éxito de la marca de la manzana para entrar al mundo de la telefonía. E impusieron moda.

Al parecer ahora todos quieren touchscreen. Lo bueno es que siguen habiendo modelos más o menos económicos en los que la pantalla táctil sigue presente, pero ya no es el atractivo principal. Ya los hay con televisión, con cámara de 3 o más megapíxeles, etc. Al no tener la potencia de hardware para ir más allá de lo acostumbrado, usar una pantalla capacitiva no es de mucha ayuda.

Como ya lo sabrán o lo habrán intuido, los display con tecnología capacitiva son los que usan los iPhone, además de muchos otros teléfonos de gama alta que se están lanzando al mercado con gran rapidez.

Ya no sólo Apple contiende en ese campo, sino que también Nokia, Sony Ericsson, Samsung y LG, por mencionar algunas. Estas marcas, acompañadas de Android, Symbian, etcétera, han incursionado en el área de las tiendas de aplicaciones, y por supuesto, para dar una gran experiencia a los propietarios de sus móviles, lo más adecuado es ofrecer una amplia variedad de apps, acompañadas de una pantalla lo suficientemente versátil para que usar cualquier tipo de software no sea un martirio.

Las capacitive touchscreen perciben la corriente eléctrica proveniente de nuestros dedos. Al hacer esto, los circuitos electrónicos miden la distorsión generada por nuestras manos y permiten así una mayor exactitud en la sensibilidad del display.

Si han usado una de estas pantallas sabrán lo diferente que es. Independientemente de cuál prefieran, las pantallas capacitivas son más costosas de producir y por eso sólo se integran en los teléfono más caros.

La desventaja de éstas últimas es que dificultan el uso del móvil si por ejemplo el usuario trae guantes puestos o tiene dedos muy gordos, ya que al escribir, las teclas suelen ser pequeñas. El uso de un lápiz eliminaría dicho problema.

Afortunadamente, Hitachi anunció recientemente que desarrolló un display capacitivo con la característica de soportar el uso de stylus o cualquier objeto que no conduzca electricidad. Así, habrán dotado a la mejor de las tecnologías táctiles con la posibilidad de ser usada prácticamente por cualquier persona y en cualquier condición.

Al momento de comprar algún equipo con pantalla táctil, infórmate respecto a qué tecnología emplea. Recuerda que, como en el display, como en todas las otras características del aparato, la mejor opción es la que se adecue a tus necesidades. ¡Esperamos tus comentarios!

Fuente: Wikipedia

PC Pro

Imagen: ITech and Gadget Diary